5 Trucos esenciales para estilismo y fotografía gastronómica

La fotografía gastronómica es posiblemente uno de los tipos de fotografía más desafiantes que existen. Al igual que la pintura, se empieza con un lienzo en blanco y vas construyendo tu obra. Capa tras capa, construyes la foto hasta alcanzar el equilibrio perfecto entre realidad y arte.

Cada detalle en la foto es una decisión. Cada pieza está perfectamente colocada por el estilista o fotógrafo (que muchas veces es la misma persona). Como toda fotografía, estás contando historias.

Vamos a analizar los cinco mejores consejos de estilismo gastronómico que todo estilista y fotógrafo gastronómico tendría que tener en cuenta, para ahorrarse horas de prueba y error y mejorar drásticamente sus fotos y contar mejores historias.

1. Planifica la composición

Cuando piensas en el estilismo gastronómico, si directamente tu mente piensa en el plato que vas a fotografiar, entonces es hora de dar unos pasos atrás. Por qué? El estilismo de alimentos comienza con una buena composición, y una buena composición es mucho más fácil cuando planificas el diseño de tu foto.

Una buena composición ayudará a que las fotos de los alimentos se vean bien pensadas, consideradas y, en general, más profesionales.

Al pensar en la composición de la fotografía gastronómica, hay algunas reglas que puedes utilizar como guía. La regla principal de composición que generalmente se utiliza es la regla de los tercios.

En el ejemplo de abajo, puedes ver cómo la comida se mantiene en gran medida en el lugar donde las líneas se cruzan en una regla de cuadrícula de tercios. Esto crea un aspecto equilibrado sin que nada distraiga la atención de la característica principal de la foto.

Fondo usado: Concrete Wall

2. Usar la teoría de los colores para crear contrastes

El segundo consejo de estilismo gastronómico se trata del color!

Al final, la mayoría de las recetas que se fotografian pertenecen a una de dos categorías:

Bonita, multicolor, que se ve bien se mire como se mire.

O 

Aburrida y monótona (por ejemplo pasta marrón, o un pastel marrón) que igualmente se va a ver monótona en cualquier foto que tomes, aunque sea probablemente el plato más rico del mundo.

Así que, claro la primera categoría no nos da ningún problema, pero ¿qué pasa con la segunda?

Bueno, aquí es donde entra un poco de teoría del color. La teoría del color se basa en la posición de los colores en la rueda de colores. He aquí una versión básica de la rueda de colores:

A un nivel muy alto, hay dos tipos de combinaciones de colores que funcionan bien. Complementario y análogo. Los colores complementarios caen uno frente al otro en la rueda, y los colores análogos están uno al lado del otro.

Un truco fácil para estilizar la comida cuando tienes un plato de un solo color, es usar tus adornos en un color complementario al color principal de tu plato.

Esto puede ser con hierbas verdes en un plato rojo o marrón, o algunos arándanos y moras en un pastel de limón. Por supuesto, las guarniciones deben ser cosas que estén relacionadas y que esperarías comer con el plato!

3. Crear balance en tu fotografía gastronómica

El sentido del equilibrio en las fotografía gastronómica es esencial para atraer la atención del espectador justo donde tú quieres que vaya.

El equilibrio en sí mismo no significa que todo sea un 50/50, o que no se puede hacer una toma llena de comida.

el balance en las fotos simplemente significa que el sujeto principal no esté compitiendo por el foco con otros elementos. Puedes crear un equilibrio utilizando el espacio negativo, o incluso equilibrando el color.

En este ejemplo, la foto del risotto de remolacha a la izquierda utiliza el espacio negativo, colocando los cuencos a lo largo del tercio central de la foto, atrayendo la atención directamente hacia él. En la foto del smoothie, el horizonte en el fondo crea un espacio negativo, lleno de sólo un par de frutas para ayudar a hacer una escena auténtica, que crea un buen equilibrio entre el foco en primer plano y el fondo.

Fondo usado: Carrara Marble

4. Accesorios:

Los accesorios son elementos que añaden interés, color y textura al plano. Se utilizan para llenar espacios y ayudar a contar una historia. 

Puede ser un regalo de Navidad envuelto, o adornos navideños que te ayudarán a contar la historia de un pastel o galletas. Puede ser una taza de café, o una pila de platos colocados estratégicamente en la parte de atrás para contar la historia de un desayuno. Los accesorios te permiten ser creativo!

A veces los accesorios que elijas pueden no tener nada que ver con el plato que has hecho. Pueden ser sólo flores, esparcidas por todas partes, o algunas fotos familiares antiguas.

Los accesorios son una gran manera de usar el color. Traer un elemento que añade contraste al color de la superficie o del plato es una gran manera de añadir interés. 

Sin embargo, los elementos de apoyo más comunes son los ingredientes.  La adición de ingredientes es la forma más efectiva y quizás la más fácil de terminar de contar tu historia y ayudar a equilibrar tu foto. 

Esto puede ser agregando los ingredientes crudos reales que se utilizaron para hacer el plato, o quizás apenas algunas de las guarniciones usadas para rematarlo, esparcidas suavemente alrededor de la superficie cerca del plato.

También puedes utilizar otros elementos de la comida que tendrían sentido tener con el plato creado, como el pan de ajo para acompañar a la pasta o una ensalada para acompañar a un pollo al horno. Tal vez un frasco de mermelada o miel con el que se ha decorado un bizcocho.

demasiados accesorios o accesorios muy grandes pueden desviar el foco del que esté mirando, porque no sabrá si mirar a la comida o lo que la rodea. Haz que la comida sea la protagonista y deja que elementos sutiles e interesantes te ayuden a añadir color y textura a tu obra maestra!

5. Fondos de fotografía:

La elección de fondos en la fotografía gastronómica puede tener un gran impacto en tus fotos.

Las superficies de estilismo vienen en todas las formas y tamaños, y si estás fotografiando comida u otros pequeños bodegones, puedes encontrar fondos interesantes y asequibles para tus necesidades buscando dónde menos te lo esperas.

5. 1 Algunas ideas para encontrar fondos de fotografía originales:

Antes que nada, deja correr la voz, haz saber a toda tu familia y amigos, locales de antigüedades del barrio etc… que estás buscando superficies antiguas. Siempre puede haber una bandeja de metal Vintage en la cocina de tu abuela 😉

Es importante que conozcas tu propio estilo (o el de tus clientes) y te apegues a un look – no te dejes arrastrar por las modas.

La mayoría de los artículos domésticos son fáciles de comprar en tiendas de segunda mano y las bandejas de metal en particular duran mucho y simplemente mejoran con el tiempo.  Busca estilos vintage, bandejas envejecidas y varios colores que no sean demasiado brillantes o reflectantes y siempre dales la vuelta para ver la parte trasera, puede ser mejor que la parte superior y de golpe ahí tienes 2 fondos en 1!

Otro recurso de fondo fotográfico de fácil acceso son los materiales de construcción antiguos y recuperados y las piedras naturales.   

El lado negativo de esto es el peso – probablemente bien para un fotógrafo con estudio para invertir, pero es muy difícil mantener para un estilista.


5. 2 Fondos de fotografía asequibles:

Debido a las consideraciones mencionadas anteriormente como el peso, falta de fiabilidad en el suministro, coste… hemos desarrollado nuestra gama de fondos impresos para ofrecer texturas reales y detalles de alta calidad a los estilistas y fotógrafos gastronómicos en un producto impreso ligero, asequible y sostenible.

No hay nada como lo real – pero ¿quién puede permitirse o tiene el espacio para todas las “cosas reales” con las que se pueden crear bodegones? Nuestros fondos ofrecen una gran solución asequible sin compromiso en la fotografía profesional.

Estos son algunos ejemplos de nuestros fondos de fotografía en acción:

Fondo usado: Concrete Wall
Fondo usado: Bohemian Wall
Fondo usado: White Dakota